El camino circular parte del puente del Río Mesa junto al Balneario Sicilia, y tras alcanzar la planta embotelladora gira a la derecha, ganando altura por unas escaleras con barandilla de madera. A lo largo del ascenso hacia la Pedriza dos miradores salen al paso, brindando magníficas vistas del entorno, declarado LIZ y ZEPA. Una vez en lo alto de La Pedriza se disfruta de otra espectacular panorámica de 360º.